Edit

Nosotros

Somos una organización de profesionales de alto nivel, compuesta por médicos, bioestadísticos, metodólogos y evidenciologos que somos capaces de poner a disposición nuestro conocimiento para el avance de las ciencias biomédicas.

Contacto

Cómo las leyes científicas se aproximan a la verdad

  • Inicio
  • -
  • Noticias
  • -
  • Cómo las leyes científicas se aproximan a la verdad
Cómo las leyes científicas se aproximan a la verdad

Cuando hablamos de razonamiento inductivo, nos referimos a un tipo de razonamiento que parte de un gran número de observaciones específicas, encuentra un patrón en éstas y concluye en teorías generales. 

Toda ley científica surge de la inducción: esto significa que sus afirmaciones no son consideradas como verdades exactas, sino como la mejor aproximación que se tiene sobre dicha verdad.

Cuando ocurre un cambio en la ciencia, por ejemplo, cuando se pasa de la ley de gravitación de Newton a la de Einstein, lo que se hace no es arrojar todo lo anterior, sino que se reemplaza por algo ligeramente más exacto. 

La jerarquía en ciencia

En su forma más ideal, la ciencia consiste en una serie de proposiciones dispuestas en orden jerárquico:

  • Las de nivel más bajo pertenecen a los hechos particulares.
  • La de nivel más alto consiste en una ley general del universo. 

Estos niveles se relacionan entre sí mediante conexiones lógicas ascendentes y descendentes: hacia arriba por inducción y hacia abajo por deducción.

Todas las leyes generales se remiten, por inducción, a una ley de un mayor grado de generalidad. Si ésta última es verdadera, las primeras se convierten en casos de ésta.

En cambio, si partimos de esta ley por medio de la deducción, podremos llegar a cada uno de los hechos particulares que la explican. 

En otras palabras, podemos decir que en los libros de texto se adopta el orden deductivo, mientras que el inductivo se sigue en el laboratorio.

De Galileo a Einstein

La única ciencia que hasta ahora se ha acercado a esta jerarquización ideal es la Física:

Galileo descubrió la ley de caída libre de los cuerpos en la proximidad de la superficie terrestre. Dicho descubrimiento consistió en que todos los cuerpos caen con una aceleración constante, que es la misma para todos.

Esta generalización partió de un gran número de hechos, los cuales fueron cronometrados por Galileo y confirmados por experimentos posteriores.

Por su parte, Kepler había observado el movimiento de los planetas y formulado sus tres leyes relativas a sus órbitas.

Posteriormente, Newton reunió las leyes de Kepler, la ley de Galileo de caída libre, las leyes de las mareas y lo que era conocido acerca de los movimientos de los cometas, y estableció una ley general que la abarcaba a todas: la ley de gravitación.

Esta ley demostró por qué las anteriores leyes eran verdaderas, pero también en qué se habían equivocado:

  • Los cuerpos en la proximidad de la superficie terrestre no caen con una aceleración enteramente constante, sino que a medida que se acercan a la tierra, la aceleración aumenta ligeramente. 
  • Los planetas no se mueven exactamente en elipses, sino que cuando se aproximan a otros planetas, son alejados un poco de sus órbitas. 

De esta manera, la ley de Newton reemplazó a las antiguas generalizaciones. Pero no hubiera podido llegar a ella si no hubiera sido por sus predecesores.

Doscientos años después, ley de gravitación de Einstein superaría a la de Newton, ya que no solo se aplicaría a la materia, sino también a la luz y a toda forma de energía. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿SABÍAS QUÉ?

1 DE CADA 15 ARTÍCULOS LOS ENCONTRARÁS EN PLATAFORMAS GRATUITAS

En Avdisemed, nos preocupamos por entregar artículos de calidad.
Aquí encontrarás 14 de cada 15.